Formatos de archivos de audio

Formatos PCM

Para ayudarte a disfrutar plenamente de tu música, Audirvana ofrece un servicio universal que admite todos los formatos que necesites para que puedas reproducir tus archivos de audio sin tener que modificarlos o degradarlos. Hay dos familias principales de formatos de audio digital: Modulación por código de pulso (PCM) y Direct Stream Digital (DSD).

El protocolo PCM es de lejos el más utilizado en los ordenadores. Los ordenadores son compatibles con este protocolo de forma nativa, que describe cada muestra en valor absoluto independientemente de las anteriores. Es la base del formato WAV o el AIFF de Apple, que incluye metadatos. Dependiendo del reloj empleado para digitalizar un archivo PCM, puede tener 44.100 o 48.000 muestras por segundo (o múltiplos de estos valores: 88,2 kHz, 176,4 kHz, 96 kHz, 192 kHz, etc.). Cada valor se cuantifica en una escala de ±32,767 (codificación de código binario de 16 bits con signo). Con 24 bits, tenemos más valores que reproducen más sutilmente los matices de la dinámica, pero la velocidad y el tamaño de los archivos aumentan. El formato CD o Red Book, por ejemplo, contiene una frecuencia de muestreo de 44,1 kHz con 16 bits en estéreo, es decir, una velocidad de bits de 1.411 kb por segundo (1.411k = 44100 x 16 x 2). Más allá de eso están los formatos de Alta Resolución (Hi-Res), Alta Definición (HD) o Studio Master.

Para manejar grandes velocidades de muestreo, incluyendo los tamaños de archivo y el espacio de almacenamiento que requieren, se han desarrollado formatos de compresión que permiten codificar la señal del lado del transmisor y luego decodificarla durante la reproducción, de ahí el término "códec" (contracción de codificación y decodificación). La compresión puede ser sin pérdida (formatos FLAC, Apple Lossless–ALAC, WMA Lossless, WavPack y APE). También puede ser con pérdida, eliminando datos de audio menores supuestamente enmascarados por datos más dominantes, y con tasas de bits a menudo entre 128 kbps y 320 kbps, es decir, entre 4 y 10 veces menos datos que el formato CD (MP3, WMA, AAC, etc.).

Formato MQA

Audirvana fue la primera aplicación de su categoría en integrar MQA (Master Quality Authenticated), un formato PCM más reciente que reproduce la calidad de audio de un máster de estudio en un archivo lo suficientemente pequeño como para ser reproducido en streaming o descargado. El uso de un DAC con un "descodificador de MQA" maximiza la calidad MQA. Si su DAC es un "renderizador de MQA", la decodificación es compartida entre la aplicación y el DAC, garantizando la misma calidad óptima. Por último, aunque su DAC no sea compatible con MQA, podrá leer los archivos y disfrutar de su alta resolución, especialmente con un doble muestreo.

Formato DSD

DSD es un protocolo desarrollado por Sony y Phillips. Se basa en la codificación binaria del sonido a una tasa de muestreo muy alta que es de 64 a 128 veces la del CD. Por tanto, ofrece una muy buena respuesta de impulso. El código puede tener solo dos valores: +1 (si la señal es ascendente) o -1 (si la señal es descendente). De este modo, la duración del impulso determina la amplitud de la señal (Modulación de señal por Densidad de Impulsos).  

Si su ordenador y su DAC también son compatibles, podrá disfrutar de una reproducción DSD de extremo a extremo.

 

El controlador ASIO de Windows es compatible con el formato DSD de forma nativa. En macOS y con Wasapi, se puede conseguir la reproducción nativa de DSD a un DAC DSD seleccionando "DSD sobre PCM" en los ajustes de audio de Audirvana, transmitiendo así una señal DSD nativa en lo que el sistema operativo cree que es PCM. Sin embargo, tenga en cuenta que reduce a la mitad la frecuencia de muestreo máxima utilizable del DAC.

Incluso si su DAC no es compatible con DSD de forma nativa, Audirvana permite decodificar y leer todos sus archivos DSD, así como las imágenes ISO de los discos SACD.

Dado que el formato DSD consiste en una codificación de dígitos binarios de muy alta frecuencia (0 o 1), sus valores de muestra no pueden multiplicarse ni dividirse, a menos que se conviertan a PCM y luego a DSD. Por ese motivo, DSD no permite el procesamiento digital como el control de volumen o el ecualizador.

Este sitio web utiliza cookies para proporcionarle la mejor experiencia de navegación.