LA VOZ DE LA EXPERIENCIA

Alain Lompech

Periodista y crítico musical - gran conocedor de la música, escribe para la revista Classica y la página web de Bachtrack. Ha trabajado anteriormente para la revista Diapason, el periódico Le Monde, Radio France y France Musique. Es el autor de "Les Grands Pianistes du XXe siècle" publicado en 2012.
Experto en música, escribe para la revista Classica y el sitio web Bachtrack. También ha trabajado para la revista Diapason,
el periódico Le Monde, Radio France y France Musique. También publicó en 2012 su libro «Los grandes pianistas del siglo XX».

ENTREVISTA

Alain, ¿cómo definirías tu profesión?

Como crítico musical de Bachtrack, soy un miembro del público que informa sobre los conciertos a los que asiste. Es un ejercicio singular en el que no se debe abandonar este lugar, el de un oyente que comparte sus impresiones. Como crítico de discos en Classica, el ejercicio es diferente porque estamos hablando de música que pasa por el proceso de grabación, que podemos y debemos escuchar y volver a escuchar antes de escribir. Como crítico, cuento historias.

¿Qué importancia tiene escuchar música en su vida?

Ha sido el corazón de mi profesión durante más de cuarenta años y ha sido un pilar de mi vida personal desde la infancia. No podría vivir sin la música: siempre me pasa por la cabeza.   

"La calidad de reproducción en el ordenador es igual o incluso mejor que la de un transporte de CD"

¿Qué importancia le da a la calidad del sonido?

Muy grande. Un sonido de calidad, suministrado por un buen equipo, correctamente instalado en una sala con una acústica trabajada pasivamente y corregida electrónicamente es una condición sine qua non. Podría prescindir de un buen coche, no de un excelente sistema de alta fidelidad.

¿Hace cuánto que usa Audirvāna? ¿Qué sintió cuando supo de su existencia?

He estado usando este reproductor y el administrador de la biblioteca durante dos años. Me pareció visualmente elegante, fácil de usar e incluso fácil de manejar. La posibilidad que ofrece de ajustar sus salidas de audio para obtener la mejor calidad posible me convenció inmediatamente. Uno puede escuchar el más mínimo detalle de la grabación de sonido, como gorriones cantando a lo lejos en un disco de clavicémbalo, una silla que se rompe, una puerta que se cierra al final de la habitación donde se está grabando un recital de piano... Incluso se pueden percibir los cambios en la grabación de sonido dentro del mismo disco. Pero estos detalles que dan tanta vida a la escucha musical - abriendo una gran ventana a la sala de conciertos - se integran perfectamente en la música, que se desarrolla sin ninguna limitación o coloración marcada.  

¿Cómo calificaría el sonido del ordenador con Audirvāna en comparación con otros equipos?

Soy un viejo usuario de la computadora para escuchar música. Utilizo desde hace casi veinte años varios programas informáticos, en particular Itunes, cuya ergonomía es irreprochable para mi actividad profesional, pero cuyo defecto es que no me permite controlar las salidas de sonido, sin pasar por trucos complejos y tediosos. Tengo un reproductor de CD-SACD de muy alta gama que se llena de polvo. La calidad de reproducción en el ordenador es igual o incluso mejor que la de un tocadiscos por un precio mucho más bajo! Con el precio de mi unidad de Sony, puedo comprar cuatro computadoras poderosas, discos duros de respaldo y cuatro licencias de Audirvāna.

¿Les habla a los demás de Audirvāna?

Hablo de ello en mis críticas de discos, en mi columna mensual a doble página publicada por Classica y, por supuesto, a mi alrededor. He convertido a la música desmaterializada - CD rip y streaming - a algunos de mis colegas y compañeros! ¡Me lo agradecen y guardan las pequeñas instrucciones que escribí para ellos! 

¿Qué otras pasiones tiene además de la música?

Brasil, mi segundo país, su gente, sus paisajes, su cultura, su música, su comida y la caipirinha. Mi familia y amigos. Jardinería, botánica, ornitología, ciencia, alta fidelidad, lectura, charlar toda la noche alrededor de una buena mesa.

More TESTIMONIALS